Amistades Especiales Distanciadas

¡Sabrás que me refería a tí, cuando termines de leer!  Si la alusión no te llega al corazón, no eras tú.

Cuando creamos esos lazos, también creamos recuerdos.  “Sólo se conoce bien aquello que se domestica”– dice el zorro en el El Principito. Siempre uno más que el otro, conocimos algunas pasiones del otro, aficiones, intereses, gustos, opiniones, hábitos, los gestos, las frases típicas y tanto más, quedaron grabados en nuestra mente y en el corazón. Compartimos muchas vivencias, de las buenas y de las menos buenas también. 

Por supuesto esto no sólo me ha pasado a mí: ante el distanciamiento o pérdida de alguien con quien existe ese lazo, independiente desde cuando provenga, inicialmente sucumbimos en el profundo dolor de la ausencia. Sin embargo, el zorro concluye, que pese al dolor, habrá valido la pena… porque aquellos momentos y recuerdos especiales, lo seguirán siendo aún en la ausencia, y ello perdurará. Así es como “habremos ganado” – como el zorro expresa en relación al color del trigo, que a partir de su amistad con el Principito, siempre será especial para él, cuando antes le era insignificante.

Así es con las “amistades especiales distanciadas”. No son muchas las que llegamos a tener en nuestro andar por esta vida. Además de ello, algunas de ellas ya no están en este mundo, otras geográficamente lejos y en algunas, son ciertas circunstancias de la vida que generan una separación o distanciamiento. 

En tu caso no es el color del trigo lo que me hace recordarte como especial. A eso especial también se le puede llamar amor, ya que de corazón te deseo realmente lo mejor. Ello me permite desearte que seas feliz, aún cuando tu camino sea diferente al mío. Es un sentimiento desinteresado que nace en mi disposición a donarme, para darme por completo desde lo más profundo, aunque te vea mucho menos de lo que quisiera.

Y sí, el tiempo pasa y hay reencuentros: primero la emoción, luego ponerse al día, algunos recuerdos y el silencio que por momentos acompañado de otras emociones lo envuelve y lo explica todo, con tan sólo la mirada. Sí, cuando hay distanciamiento, esos reencuentros son uno de los más dulces consuelos. 

Para la despedida, te dejo esta canción. 

Letra de la canción Amigos como Tú y Yo:

Amigos como tú y yo, volverán a encontrarse, por cualquier inventado rincón, que el instinto desande. Tal vez otra mañana de sol, cierta o imaginada, con muy poco de brillo en la voz y añeja la mirada; pero amigos como tú y yo, conocen la llamada.

Amigos como tú y yo, volverán a acercarse, subirán al celeste escalón sin apenas tocarse. Despertarán al duende patrón, de las cosas perdidas, reclamándole olvido y adiós, para las despedidas; porque amigos como tú y yo, desbordan lejanías.

Amigos como tú y yo, volverán a juntarse, la distancia propicia un olor, que ni el tiempo deshace. Compartirán más tardes de amor, a domingo y nostalgia, y mantendrán a punto el vapor, para las añoranzas: es que amigos como tú y yo, son milagros del alma.

Deja un comentario