La concentración de fuerzas utilizando nuestros talentos, destrezas y habilidades sobresalientes, sólo tiene sentido si esta energía se dirige hacia un objetivo adecuado que posea un cuello de botella mal o no resuelto, logrando una solución con el máximo impacto posible, a pesar de nuestros limitados recursos.
espíritu
espíritu

El espíritu jóven

¿Te acuerdas de tu decimoquinto día de clases, la octava vez que hiciste el amor, el noveno día que tuviste en brazos a tu hija recién nacida, la tercera vez que fuiste al cine? ¡Obviamente no!

Alma – Espíritu – Cuerpo – Consciencia

Mi primera lectura que podría llamarse esotérica, fue «El Tercer Ojo» escrito por el británico Hoskin bajo el seudónimo Lobsang Rampa, quien declaró que su …

A %d blogueros les gusta esto: