¿Cómo Trabajaremos?

Buscaremos tu principal “Cuello de Botella”

…y lo encontraremos

En ciertas situaciones, hay personas que pueden crear patrones de comportamiento y de percepción extremadamente rígidos.

La destacada directiva de una clínica de salud privada, la Sra. A., no fue promovida porque supuestamente carecía de “empatía” y no era buena con la gente.

El competente jefe del departamento de una importante asociación gremial, el Sr. B., antes de cada presentación se pone extremadamente nervioso y teme “quedarse en blanco”.

La fotógrafa independiente, Sra. C., apenas logra llegar a tiempo a cada cita con sus clientes. Ha perdido varios clientes y negocios. Para ella misma, su comportamiento es un misterio.

El experimentado gerente de proyectos, Sr. D. quiere hacer las cosas bien, hace promesas que apenas puede cumplir y todo por quedar siempre bien. Debido a ello vive en un constante estrés alto, debido a los plazos siempre demasiado ajustados.

Abordamos y resolvemos juntos estos y otros “casos” similares en el Taller. Pero no con “consejos inteligentes”, practicando nuevos comportamientos o entregando muchos datos e indicios que algunos también llaman “tipps”. ¿Por qué?
Porque no entiendo tu problema como una falta de conocimiento o información específica, sino como resultado de un “Cuello de Botella”.

Porque al centrarse esencialmente en descubrir y abordar el principal “Cuello de Botella” entre varios, utilizando para ello las verdaderas fortalezas de la persona, se produce automáticamente un cambio del “Pensamiento Lineal” hacia un “Pensamiento y Conducta Cibernética (o Sistémico)”

Pero no es fácil averiguar dónde está ese “Cuello de Botella” principal, debido a que en muchos casos son inconscientes, por lo cual pensar y reflexionar al respecto tampoco siempre ayuda.

En el Taller, por lo tanto, trabajamos con métodos que evitan el intelecto meramente racional y promueven la cooperación con el inconsciente. Las conexiones emergentes entre el “comportamiento orientado al problema racional” de hoy con sus raíces inconscientes, serán muchas veces sorprendentes e impactantes para los participantes:

Si el principal “Cuello de Botella” de la Sra. A fue un aprendizaje en su familia de origen, donde no debió demostrar sentimientos, se le exigía justificar todo lógicamente y que no debía mostrar ninguna debilidad, puede explicar que el comportamiento “no empático” que ella cree que es importante en su trabajo hoy. No es lo que se espera de ella, es incluso inapropiado para lograr un ascenso.

Si en su etapa escolar el Sr. B tuvo malas experiencias cuando los profesores lo sacaban a realizar exposiciones o enfrentarse a interrogaciones acerca de materias frente a la clase, las que con el tiempo llegaron incluso a crearle temor, puede explicar su inseguridad de “quedarse en blanco” en alguna presentación frente a colegas, jefes o clientes.

El caso de la Sra. C podría ser incluso más complejo, ya que se su “Cuello de Botella” de la es que está experimentando fechas límite como una restricción a su libertad, el retraso es la única forma de mantener cierta autonomía. En el Coaching, informó sobre un padre coercitivo, que – entre otros – no sólo supervisaba sus horarios de la comida y otros, sino que incluso controlaba por la noche con el cronómetro, cuánto tiempo necesitaba desde la parada del autobús hasta la casa.

El “Cuello de Botella” del Sr. D era que estaba aterrorizado ante la idea de que no siempre pudiese caer bien y ser una persona agradable. Vivía junto a una hermana discapacitada. Desde pequeño decidió no ser una carga adicional para la madre viuda y sobrecargada, convirtiéndose en un joven que siempre se debía portar muy bien y ser servicial.

La cadena siempre se rompe en el eslabón más débil. El oponente de tenis se enfoca en tu revés más débil. El ladrón busca la parte menos segura de la casa.

Eso significa específicamente:

Tu éxito en el trabajo, tu satisfacción en la vida, tu convivencia en pareja, la familia, amigos y colegas, no sólo está determinada por los respectivos esfuerzos, sino muchas veces a través de “Cuellos de Botella” inconscientes.

Para lograr un cambio eficaz y efectivo, debes enfocarte en buscar y encontrar el “Cuello de Botella” más limitante, ya que ese justamente ese el que frena tu desarrollo integral. Para ello, entre otros, te serán útiles tus fortalezas sobresalientes.

Mis Coaching Intensivos y Taller, se centran en esos eslabones. Revisa también los enlaces Los “Tipps” ayudan poco…, así como ¡No para todas y todos!