La concentración de fuerzas utilizando nuestros talentos, destrezas y habilidades sobresalientes, sólo tiene sentido si esta energía se dirige hacia un objetivo adecuado que posea un cuello de botella mal o no resuelto, logrando una solución con el máximo impacto posible, a pesar de nuestros limitados recursos.

Toma de Decisiones

 

Conjunto de Herramientas Toma de Decisiones

 

¿Tienes que tomar decisiones difíciles? Este kit de 7 herramientas para la Toma de Decisiones te ayuda a armonizar el corazón y la mente. Sí, efectivamente, aquí encontrarás ayuda sobre cómo tomar una decisión con el corazón y la mente, la que posteriormente puedas respaldarla al 100%.

En algún momento de nuestras vidas, cada uno de nosotros tiene que tomar una o más decisiones realmente importantes:

¿Qué profesión debo elegir?
¿Debería reorientarme profesionalmente?
¿Cuántos hijos?
¿Separarse o seguir intentándolo?
¿Mudarme o no?

La vida está llena de decisiones, grandes y pequeñas. Y ninguno de nosotros quiere equivocarse con la decisión y tampoco culparse después.

“Tomé esta decisión con cuidado y con la conciencia tranquila.
Por eso no necesito culparme por ello mañana.
Y luego puedo mirar hacia adelante y hacer lo mejor a partir de mis decisiones”.

¿Cómo me puede ayudar esta herramienta de Toma de Decisiones?

La mayoría de las personas intentan tomar una decisión reuniendo toda la información que pueden obtener. Posteriormente ven cuáles de los hechos hablan a favor y cuáles en contra de su decisión.
¿Eventualmente ya has realizado esas listas pro-contra, por escrito o incluso mentalmente?
Quizás también hayas descubierto que sólo los hechos y datos duros racionales, rara vez te llevan adonde quieres. Quizás sea así al comprar una cámara digital o el vestuario para asistir a una fiesta. Pero no con las grandes decisiones de la vida.

Porque pocas veces podemos prever los efectos de nuestras decisiones y tenerlos en cuenta.

¿En cuál de los muchos hechos y datos deberías basar tu decisión?
¿Qué hechos o datos son realmente correctos y cuáles no?
¿Qué pertenece la realidad y qué es sólo un pronóstico?
¿Y cómo debería sopesar los hechos individuales entre sí?

¡Puedes dejar de “rumiar” y salir de esa cavilación prolongada!

Incluso si recopilar tantos datos como sea posible rara vez nos ayuda, tratamos de al menos calmar nuestra conciencia de esta manera. Pero debido a ello, el proceso de toma de decisiones se convierte en una meditación prolongada, estresante, que nunca termina y aún te deja con dudas al final.

Si tienes una decisión importante por delante,
con estas herramientas, lo más probable
es que la tomes en aprox. 7 días.
Mediante reflexión y rastreo.
Pero sin bucles de pensamientos
inquietantes e interminables.

Este conjunto de herramientas te ayuda…

a lograr claridad en 7 días para encontrar una salida al caos de pensamientos
para finalmente liberarse del peso de la decisión para resolver conflictos internos entre la mente y el instinto
para tomar la mejor decisión posible en este momento en tomar una decisión compatible con tus valores
para ganar seguridad para fortalecer el acceso a su instinto
a tomar una decisión bien fundada y comprensible a obtener más información sobre sus miedos y cómo lidiar con ellos de manera constructiva
a contemplar las consecuencias de tus decisiones tanto como sea posible para equilibrar tu mente y tu instinto
para sistematizar y así acortar tu proceso de toma de decisiones para llegar a un acuerdo contigo mismo
a evitar las cavilaciones inútiles y la molienda mental para tomar decisiones con seguridad en el futuro, porque una vez que hayas pasado por este proceso de herramientas, podrás repetirlo en cualquier momento para cualquier decisión futura
de que en lugar de simplemente leer algo pasivamente, hacer ejercicios de toma de decisiones de forma activa y divertida y, por lo tanto, desarrollar y resolver tu propia decisión a entrenar tus músculos de toma de decisiones, para que en el futuro sepas cada vez mejor cuando decir sí y cuándo decir no

¿Para quienes son estas herramientas?

Estas herramientas se desarrollaron para ayudar a tomar decisiones realmente importantes.
No se trata de decisiones cotidianas o de la capacidad de tomar decisiones rápidas en general.
Entonces, si no tienes una situación de toma de decisiones de este tipo en este momento, aún no compres este kit de 7 herramientas.

Por el contrario, si decides realizarlo por favor considera lo siguiente:

  • Estas herramientas funcionan como un curso intensivo, el que puede significar un cambio concreto para ti. Entonces, para este curso también debes estar dispuesta/o a estar abierto a todas las respuestas. También para las respuestas que quizás no quieras escuchar.
    Algunas personas simplemente cierran los ojos y prefieren posponer las decisiones difíciles. Pero si no tomas una decisión, entonces dejas decidir a otros o que sea el sólo el avance de los acontecimientos quien decida. Y quienes entregan las riendas rara vez obtienen lo que quieren.
    Si tu instinto y corazón más tu mente coinciden en una opción, entonces será mucho más fácil para parra ti seguir ese camino.
  • Quizás ya has trabajado mucho en tu tema que te ocupa y la respectiva toma de decisiones, pero te encuentras en un punto muerto, resoluble entre dos decisiones. Incluso en tal caso, las herramientas pueden ayudarte mostrándote los próximos pasos que debes seguir para resolver este estancamiento.
  • Ya está dicho, debiera ser un proceso intensivo, que consiste en gran parte en ejercicios metódicos que te apoyarán en tu toma de decisiones. Por lo tanto, este proceso de autoaprendizaje solo es útil y adecuado para ti si realmente haces los ejercicios. Eso significa que tienes que estar preparada/o para trabajar duro. Y debe estar preparada/o para tomarte el tiempo suficiente para ojalá en 7 días, haber trabajado con las 7 herramientas, una diaria, una hora al día.

Los 7 grandes temas /7 herramientas):

  1. Situación Presente. Tú defines tu punto de partida. Porque tu decisión debe basarse en una base sólida.
  2. Valores. Descubres o validas qué valores son más importantes para ti en la vida. Esta parte se descuida en muchos métodos de toma de decisiones. Una buena decisión debe estar siempre en consonancia con tus valores.
  3. Opciones. Amplía tu campo de visión y clarifica todas tus posibles opciones de decisión. A menudo, existe una solución en la que ni siquiera habías pensado antes y que es mejor que todas las opciones que conocías anteriormente.
  4. Corazón + Intuición (“de estómago” dicen otros…). Descubre lo que tu instinto te dice, porque nuestro instinto sabe cosas que son inaccesibles para nuestra mente consciente.
  5. Miedos + resistencia. Analiza tus miedos + resistencias y aprende a lidiar con ellos de manera constructiva. Porque a menudo son nuestros miedos los que impiden una decisión coherente.
  6. Síntesis. Cómo alinear tu cabeza y tu corazón + instinto. Esta fase por sí sola ya te llevará al punto en el que puedas tomar una decisión.
  7. Hacer despegar la decisión. Da los primeros pasos tras la decisión con determinación y con energía. Una decisión es tan buena como su ejecución.