Mujeres y Estrategia Profesional (prefacio del curso)

A continuación adelanto el prefacio del curso auto-gestionado que vamos a impartir a partir de julio 2018, quizás antes, el cual va a estar disponible a través de Internet. 

400dpiLogo_Curso_Estr_Prof_MujeresA ti, mujer:

  • Puede que trabajes para alguna empresa privada, pública o sin fines de lucro y así pertenezcas al amplio grupo de quienes se sienten cómodas en una actividad laboral dependiente, para poder desarrollarse y quizás lograr un vuelco en su vida laboral.
  • Quizás seas una emprendedora y estés lidiando con mercados contraídos, compitiendo con puros grandes y en medio de guerras de precio y cobranzas, pretendiendo liberarte de una presión negativa frecuente.
  • Independiente a que tengas o no un título profesional, es factible que hayas preferido trabajar en tu casa, preocupada de tus hijos y hoy te quieres (re)insertar en el mundo laboral.
  • Eventualmente eres docente, psicóloga o psicopedagoga y orientas a los alumnos en su futura inserción laboral, o en colegios acerca de la decisión de sus estudios superiores, para lo cual te serían útiles métodos y estrategias complementarios y de profundización en la determinación de aptitudes y preferencias, que estén de acuerdo con las necesidades reales del entorno laboral y la sociedad.
  • También es probable que seas estudiante en un colegio o una institución de estudios superiores y te encuentres en la disyuntiva, acerca de que estudiar, en qué especializarte o hacia donde focalizar tus estudios para un posterior inserción y desarrollo profesional exitoso.
  • Por último, puede que seas una mujer que sólo quiere ser más feliz y tener éxito en lo que haga en su vida. Entonces, tomaste la decisión correcta al seguir avanzando con este documento, curso o como lo prefieras llamar.

Tú eres “un todo”. Tu familia es “un todo”. Cada empresa es “un todo”. Cada unidad social es “un todo”. Nuestro sistema económico y social también es “un todo”, tanto nacional como global. “Un todo” se caracteriza por presentarse ante nosotros como un holograma, en el cual cada parte trae implícita la totalidad. Visto así, cada empleado es en cierta medida un reflejo de su empresa como “un todo” y cada empresa en algún grado es representativa del sistema social en el que se desenvuelve. Si tratamos mal a las personas en una empresa, se resiente toda la empresa; si el sistema social maltrata a la empresa, se enferma el sistema social. Si el empleado dispersa energía negativa dentro de la empresa, produce pérdidas; si una empresa no respeta su medio ambiente y entorno laboral, ésta se enferma. No vivimos en una isla, sino en sistemas enlazados, interconectados.

Si fuese correcta la tesis que el SIDA se origina en un déficit de amor y la falta de “capacidad de entenderse a uno mismo”, también podría afirmarse que los organismos empresa o las personas que interactúan siempre con otras pueden presentar debilidades inmunológicas sociales. Esto sucederá si las personas son consideradas como factores de costo en lugar de portadores de potenciales, si los clientes y grupos objetivo son entes impersonales y si en lugar de ver a los proveedores como socios, se les catapulte como costos cuyos precios hay que presionar hacia abajo a como de lugar. La forma en que manejemos y cuidemos las relaciones interpersonales, dictará la pauta para la armonía o desarmonía en que vivamos. Armonía es salud y desarmonía es enfermedad. La mayoría de las organizaciones han avanzado positivamente en este sentido, pero no en la un trato más justo en lo que se refiere a una similitud de oportunidades, de elección, de decisión y compensaciones para mujeres y hombres.

¿Pero es sólo responsabilidad del sistema, de dominio de los hombres?

Probablemente muchas de ustedes han imitado demasiado los estilos de liderazgo de los hombres, es más, puede que hayan estudiado o aprendido en el trabajo los modelos de liderazgo ideados por hombres para hombres. Ustedes mujeres, poseen virtudes muy especiales que son inherentes a las mujeres, es decir de género. Si ellas se potencian con los talentos, virtudes y otras fortalezas asociadas a su carácter, experiencia, relaciones, etc., podrán acelerar los cambios hacia una sociedad más justa, empoderándose crecientemente.

¿Te estarás preguntando, qué tiene que ver esto con tu estrategia profesional?

La Estrategia de Sentidos Concentrados (ESC©) que es la base metodológica de este curso, es una adaptación para la mentalidad latinoamericana de programas amplia y exitosamente probados en Europa, tanto en regiones enteras, comunas, empresas, organizaciones sin fines de lucro y por supuesto personas. Este curso en particular es aún más específico y está especialmente adaptado para mujeres, a generar los cambios que en gran medida están en manos de ustedes mismas.

Este documento pretende otorgar las primeras herramientas indirectas de la ESC© a quienes no están familiarizados con ésta. Si trabajas con este documento en ti misma como arqueóloga y no como una “piloto  sobrevoladora”, no me queda más que felicitarte, porque lograrás avances y resultados que no sólo a ti parecerán sorprendentes.

Este curso está dirigido principalmente a mujeres que ejercen una actividad laboral, sea ésta dependiente o independiente y por supuesto a estudiantes y quienes estén con la inquietud de la inserción o re-inserción en el mundo laboral. Sin embargo, muchos de los conceptos pueden ser perfectamente aplicados a cualquier persona.

El resultado de mis experiencias positivas y negativas podría definirse de pensamiento atípico o poco convencional, muy marcado por el efecto cibernético que se esconde tras la ESC©. Una vida dedicada a diversas responsabilidades de management, empresarial y deportiva, con una estrecha relación con seres humanos, de gran empatía y respeto por el multifacético y a ratos agobiante doble trabajo de las mujeres que con mayor o menor éxito, están en el frente laboral, el del hogar y muchas veces otros campos de acción adicionales.

Porque he visto el éxito, pero más de lo que quisiera, también he sido confrontado a realidades de mujeres sumidas en la depresión del fracaso, de la capitulación, del agobio, de los temores a la decisión de tomar las propias riendas de sus vidas laborales, de la no realización de sueños bien realistas, de la ausencia de suficiente confianza en sus potenciales, todo lo cual me ha hecho comprender que debía concluir este curso que alguna vez comencé, para ayudar a muchas mujeres.

Este curso que realmente es paso a paso, está diseñado para que puedas identificar, desarrollar y potenciar aptitudes autodidactas, reforzadas por el conocimiento focalizado, así como la flexibilidad para comprender que hoy la mayor competencia requerida es la capacidad de adaptación al cambio. Desgraciadamente, aún son demasiado pocas las mujeres que toman mayor consciencia de ello, donde entonces las visiones y metas se contraponen en lugar de integrarse y complementarse.  Hoy el éxito es medido principalmente en términos económicos y de carrera profesional. Esto puede ser válido para muchas de ustedes y para otras tantas, no posee la misma importancia. Opino que la evaluación del éxito debe ser primeramente personal, luego en los ojos de quienes nos rodean más cercanamente y por último, por aquellos con los que poseemos una relación menos profunda y circunstancial. Cada una de ustedes deberá descubrirlo por cuenta propia.

En el trabajo en ustedes mismas y las lecturas asociadas a este curso, les deseo confirmación y desafío, intranquilidad y perspectiva, así como provocar en cada una de ustedes las respuestas al gran número de preguntas que hoy arrastran en forma oculta.

Anuncios

Deja un comentario