Impulsos Estratégicos

Estrategia significa: materializar ideas y pensamientos en función de metas

¡Utilice este proceso regular y cotidiano de manera consciente en función de su propio éxito!

Estrategia no es algo que se pueda “tomar entre las manos”. Pero a pesar de ello, es utilizada para obtener productos materiales como una casa, auto, dinero, acciones, etc. ¿Cómo funciona eso? Algo inmaterial – la estrategia – se transforma en algo material. Aunque suene esotérico: es evidente que una estrategia conlleva un proceso de materialización de ideas y pensamientos. Por ello, estrategia es el arte de materializar de manera conciente estas reflexiones en función de metas concretas. Esto lo puede comprobar de manera simple:

PRUEBA 1

Mire a su alrededor y trate de encontrar un OBJETO que NO haya sido parte de una idea, la imaginación o los pensamientos de su creador. ¡No le será posible! La mesa, la ventana, la alfombra, la lámpara, el cuadro en el muro…, todos fueron una idea antes de materializarse.Lo mismo es válido para las metas, que no necesariamente todas se pueden definir como materiales: la idea de formar una familia, la idea de fundar un club, la idea de llegar puntual a una cita, la idea de comer algo sabroso, etc. Dando por hecho la utilización de una estrategia adecuada y su correcta ejecución, todas estas ideas conducen a la materialización de una visión. El curso es siempre el mismo: impulso creativo→ idea→ visión→ metas claras→ planificación→ ejecución→ control del resultado. Este proceso siempre se produce, sea consciente o no.
Estrategia significa entonces utilizar conscientemente estas interrelaciones en dirección a una meta, sin utilizar energías de manera casual (bien o mal), sino focalizadas al punto más eficaz. Es decir, aplicar este proceso de materialización de tal forma, que aporte resultados en concordancia con un plan global superior. Muchas veces deben ser exitosos diferentes procesos individuales, para lograr el cumplimiento del plan superior. Por ejemplo, desde la idea de producto hasta la venta del producto final en clientes satisfechos. La estrategia se preocupa de la correcta combinación e interacción de estos procesos individuales.
Sometamos a nuestra fantasía a un nuevo esfuerzo y realicemos la segunda prueba. Pero algo no debe ser olvidado: cada uno de los puntos antes mencionados como idea, meta, realización y control de resultado, puede llevar un proyecto al fracaso. Cada uno de los puntos debe ejecutarse de manera limpia, ya que de lo contrario el resultado será distinto al esperado.

PRUEBA 2

Trate de extrapolarse como uno de estos objetos a su alrededor hizo su camino de materialización. ¿Qué personas estuvieron involucradas en cada uno de los pasos, cuánto demoró, dónde se encontraron cuellos de botella, cómo llegó el objeto a su poder? Usted podrá darse cuenta: en objetos simples, p.ej. una mesa, esto es más simple que en productos más complicados como un teléfono celular.

APLICACION: “MATERIALIZACION”

Idea: La aplicación se ocupa de la observación de “procesos de materialización” en su vida cotidiana. Entre el primer impulso creativo y el control del resultado se encuentran los pasos idea, formulación de meta, planificación y realización. La idea que se esconde tras esto es: tanto más consciente sea esta interrelación entre los factores inmateriales y materiales, tanto más focalizada, convincente y exitosa será la estrategia. En siguientes ediciones de Idea + Negocios profundizaremos en los elementos individuales de este proceso.

Ejecución: Tome conciencia de tres procesos cualquiera durante una semana, en que convertirá algo desde un impulso creativo hasta un resultado. Observe especialmente desde la perspectiva de la conversión de factores inmateriales en materiales. Estos pueden ser procesos simples, como en el ejemplo abajo. El proceso también puede desarrollarse por varios días. Importante es darle seguimiento a través de las fases de proceso individuales.
Meta: La meta de esta acción es ganar rutina mental acerca de la aplicación de estrategia, los que posteriormente pueda utilizar en sus negocios. Por lo tanto trate de obtener un paso de conversión concreto, que mejore su aplicación de estrategia.

 

Impulso Estratégico # 2

IE4

 

Detenga el Vuelo a Ciegas

Sin informaciones constantes y actuales del proceso de aplicación estratégica el éxito es difícil. Esta debe obtenerse en forma sistemática.

En el impuso estratégico anterior observamos los procesos de materialización de ideas.
Conclusión: todo lo que existe, fue antes una idea. Sin embargo, la conclusión inversa no es válida: por suerte no todas las ideas se hacen realidad. ¡A Dios gracias! Desgraciadamente esto también es válido para proyectos que quisiéramos realizar. Por ello la pregunta de hoy es:¿cómo observar y guiar el proceso de materialización? La respuesta se encuentra al mirar más de cerca “la evolución de la materia”.

 

PRUEBA 1

Supongamos que espera visitas y cocina spaghetti. ¿Qué requiere para ello? – Olla, agua, tallarines, cuchillo, salsa de tomates…- Aunque suene trivial: complete la lista.

Y lea recién entonces la Prueba 2.


Recordatorio: bajo materia entenderemos simplemente el resultado final de un proceso de conversión. Esto puede ser una cifra de ventas, así como un cuerpo esbelto y atractivo. Esto también es trivial, pero es visto así con demasiado poca frecuencia. Si como piloto de un avión Ud. quiere llegar a alguna parte, será necesario realizar todo el “proceso de movimiento”, desde el “checkup” hasta el control de despegue, vuelo y aterrizaje. Para ello en la cabina posee diversas posibilidades como instrumentos de control y de manipulación. Pero solo podrá pilotear con razonamiento, si obtiene valores que le permitan evaluar la situación para materializar el proceso de llegar de A hasta B. Así siempre podrá reaccionar oportunamente y mantener el avión en curso. Sin instrumentos lo lograrían igual “viejos zorros”, pero sería un “vuelo a ciegas” con un factor de riesgo mayor. Este ejemplo se puede extrapolar 1:1 a procesos empresariales. Por ejemplo, para evaluar una empresa se recurre clásicamente al balance, que siempre ofrece retroactivamente los datos del pasado. Eso es lo mismo que el piloto recurriera a los datos previos y durante el despegue para realizar su aterrizaje. Bien poco útil para esa situación. Entonces es necesario obtener aquellos datos que son importantes para el proceso presente. Pensemos en la aplicación, cuales parámetros son los requeridos, para que en el siguiente impulso estratégico podamos ocuparnos de ello en mayor profundidad.

PRUEBA 2

Excelente, estoy convencido que no se olvidó de nada. Pero todos esos utensilios no poseen demasiado valor y no lo llevarán a saborear un buen spaghetti. Si Ud. no recibe información constante y ”al instante” durante el proceso de conversión, el sabor quedará al azar.
Estas informaciones dirigirán la conversión: temperatura del agua, lo frescos que sean componentes, cantidad y tipo de especies en la salsa, grado de dureza de tallarines, preferencias de sabor de la visita, etc. Existen por lo tanto dos factores “hardware” (Prueba 1) y factores “software” (Prueba 2). AMBOS son necesarios para alcanzar el éxito. Lo que posee lógica de cocina, debiera ser aún más evidente y sistemático en los negocios.

APLICACION: “ELECCION DE PARAMETROS”

Idea: Es importante desarrollar un “feeling” (sensibilidad…), acerca de los parámetros determinantes para alcanzar un resultado final específico. La ejercitación consiste en seleccionar los más RELEVANTES dentro de las alternativas y posibilidades existentes. Si somos capaces de definir y señalar tales parámetros, podremos dar el siguiente paso de cómo capturamos y medimos esos valores.

Ejecución:

1) Determine un resultado final que pretenda alcanzar.

2) Junte espontáneamente factores y aspectos que requiera para ello.

3) Piense cuáles parámetros de dirección están relacionados. El lograr perfeccionar esto requiere de práctica con grados de complejidad creciente. Los parámetros de dirección deben elegirse de tal forma, para que el proceso, es decir el camino al resultado, pueda ser dirigido por USTED. Por ejemplo: solo a través de la “medición diaria de su peso corporal”, MAS la “determinación del número de comidas diarias”, MAS el “número de encuentros con su competidor”, etc., podrá dirigir el proceso “quiero bajar 10 kg de peso”. Si alcanza el resultado es una pregunta totalmente distinta. En la próxima edición de Idea+Negocios seguimos en esta parte.

Meta: Nuestra meta es obtener informaciones relevantes en forma constante y vigentes de acuerdo a la dinámica de cambios, para así dirigir el proceso de materialización hacia el resultado esperado. Y esto debemos ejecutarlo con el menor grado posible de “vuelo a ciegas”. Para ello, hoy realizaremos el primer paso: Elección de Parámetros.

 

Impulso Estratégico # 3

 

IE3


Del Problema Medular al Sistema de Solución

Aplicaciones concretas de parámetros de dirección para un “cuello de botella” fundamental en su “sistema”.

¿Y…, realizó la última vez algunos ejemplos de parámetros de dirección de algún proceso?

Recordatorio: estábamos en la búsqueda de parámetros, los cuales pudiesen influenciar un proceso en dirección a un resultado esperado, pero ANTES de que este resultado se produzca en forma positiva o negativa.

Hoy pensaremos en cómo utilizar estos parámetros, obtenemos informaciones contemporáneas y vigentes e incluso, las medidas correctivas que debemos tomar en dirección a la meta. Esto lo realizaremos con un ejemplo concreto que encontrarán en la “aplicación” de esta tarea.

PRUEBA

Piense espontáneamente: ¿qué área de la empresa me pide a gritos que les ayude?…¿Cuál es en realidad mi problema más candente?…¡ PARE, no siga pensando ! Lo primero que se le ocurrió, anótelo. Piense ahora: ¿dónde se encuentra el mayor cuello de botella respecto a este problema? …Anótelo, limítelo a lo concreto, sienta que lo puede tocar con sus manos. Reformule: del cuello de botella hacia la meta….en forma muy general, en borrador, para que ahora utilice este “resultado esperado” en la “aplicación” en página 2. 

Ejemplo: problema espontáneo → “marea baja” permanente en flujo de caja. Mayor cuello de botella → muy pocos pedidos. Reformulación → situación de pedidos ideal. Con relación a ello, ejecutar “aplicación”.

La aplicación es bastante “autoexplicativa”. Pero igualmente algunas observaciones: si posee un problema candente, un verdadero factor de “cuello de botella”, analice cuáles factores contribuyen a éste. Entonces seleccione el “cuello de botella” del “cuello de botella”. De esta forma llegará de problemas generales a problemas específicos y sus posibles interrelaciones.

Si resuelve un problema fundamental (p.ej. una gestión de ventas con poca venta telefónica), se resuelven en forma automática otros problemas adyacentes, como una reacción en cadena. Para resolver un problema fundamental, éste debe ser definido, analizado, observado y trabajado con medidas correspondientes. El cuadro muestra como una sola medida puede deshacer la “cadena de cuellos de botella”. Este es un ejemplo, por ello pruébelo en situaciones reales en su empresa.

 

Impulso Estratégico # 4

 

IE2


Dime hacia dónde…!

Si se observan los indicadores decisivos, hoy se puede derivar lo que puede suceder mañana.

Una nota en el periódico acerca de la realización de un concierto, lo lleva a realizar la afirmación: “querida, el sábado por la noche se presenta Phil Collins en el estadio de fútbol”. – Ahá…. Ud. está prediciendo una parte del futuro, debido a la interpretación de un indicador, una nota periodística. Con la misma seguridad Ud. podría afirmar: “señoras y señores, este año duplicaremos las ventas”. La diferencia: Phil Collins realiza un concierto sin que Ud. intervenga en ello. El futuro de su empresa puede y debe ser previsto por Ud., lo que logrará a través de su influencia activa con la ayuda de los parámetros de dirección correspondientes, así como de sus tendencias de desarrollo.

En realidad permanentemente predecimos el futuro, aunque no lo hagamos siempre de manera conciente y es así como estamos acostumbrados a observar e interpretar indicadores. La forma más conocida y complicada es la predicción de los cambios climáticos. Comparemos la calidad actual con la de hace 30 años, en donde hoy es mucho más cercana a la realidad. ¿Porqué? El “tiempo” es siempre el resultado de varios factores. Tanto mejor sean detectados e interpretados estos factores con la debida antelación, tanto más exacta debe ser la predicción de la realidad futura. Lo que sucede es que el futuro, es siempre la consecución lógica de los factores del presente + la tendencia de su propio desarrollo.

La conclusión es: mientras mejor definamos los indicadores decisivos (= parámetros de dirección) de un área específica y mientras más precisas sean las informaciones obtenidas, tanto más exacta será la predicción del futuro de esa área. Mientras más compleja y dinámica sea esa área, mientras más factores influyan en ésta, tanto más difícil es precisión de la predicción. Mientras más unidimensional y lineal sea un proceso en su estructura de dirección, es decir una conexión “si es que…..entonces”, tanto más fácil será la predicción (p.ej. encendido de una computadora). ¿Por qué un “viejo zorro” de un sector económico específico podrá prever mejor el desarrollo de mercado que un novato? Porque el especialista, por regla general, conoce muy bien los parámetros de desarrollo el mercado y el peso de cada uno de ellos. Asimismo conoce e interpreta los flujos de los procesos y sus tendencias, aunque es frecuente que esto lo realice intuitivamente y basado en su experiencia.

De la misma forma sucede con la INFLUENCIABILIDAD del futuro. Mientras más parámetros de dirección deban ser controlados, tanto más difícil. Para dejarlo por ahora en un ejemplo “banalmente plástico”…, sin duda es más fácil encender la computadora que predecir la paridad cambiaria del Euro con el Dólar.
Lo que nos interesa profesionalmente es el futuro de nuestra empresa, de nuestro sector, de nuestro grupo objetivo. Por elo debemos encontrar factores que puedan influenciar ESTE futuro. Para ello, primeramente debemos formular “preguntas al futuro”, para las cuales necesitamos respuestas. Después podemos buscar preguntas específicas que nos parezcan especialmente importantes, sobre las cuales trabajaremos en mayor profundidad. A través de la formulación y selección de estas preguntas, guiamos nuestra atención hacia aquellas informaciones requeridas para su respuesta. 

APLICACION: “PREGUNTAS AL FUTURO”


PRUEBA
Tome conciencia en dónde realiza hoy predicciones a través de indicadores y parámetros de dirección. Incluya porqué está tan seguro de ello. 

Ejemplo 1: estoy frente a un semáforo con luz roja → “se pondrá verde”. ¡La tendencia según su experiencia es de tajante alta probabilidad! 

Ejemplo 2: Tengo una negociación de ventas → ¡Todo saldrá bien! → de acuerdo a mi conversación preliminar estoy seguro que mi producto lo requieren con urgencia. 

Ejemplo 3: Visito una conferencia → “voy a realizar buenos contactos” → gracias a la lista de asistentes, así como por mis cualidades de entablar rápido contacto, será así.

Probablemente determinará, que su interpretación de indicadores depende fuertemente de la valoración de su experiencia Mientras menos valores de experiencia existan, tanto mejores deben ser las informaciones a recabar, para que a pesar de ello pueda obtener un resultado utilizable. Idea: Mientras más exactamente sea formulada una pregunta, tanto más alta es la probabilidad de obtener una respuesta precisa. Pero el primer paso es realizar preguntas. Son pocas las personas que “preguntan al futuro” conscientemente. Por ello, ya es de por sí un avance estratégico formular tales preguntas.
Ejecución: Simplemente “coleccione” preguntas a su futuro. Preguntas para las cuales hoy quisiera respuestas (no sea utópico, pero si optimista). Escríbalas en la medida que se le ocurran. Luego piense, cuáles tres preguntas (A,B,C) quisiera contestar más precisamente. Encuentre – de la forma ya ejercitada – los parámetros de dirección e indicadores correspondientes.
Meta: Se trata de desarrollar “sensibilidad” acerca de las “preguntas al futuro” para las cuales requiere respuesta. Gracias a su formulación reorientará su atención a un área específica, comenzando a trabajar inconscientemente en esa dirección. 

PRUEBA

Tome conciencia en dónde realiza hoy predicciones a través de indicadores y parámetros de dirección. Incluya por qué está tan seguro de ello.

 

Ejemplo 1: estoy frente a un semáforo con luz roja → “se pondrá verde”. ¡La tendencia según su experiencia es de tajante alta probabilidad!

Ejemplo 2: Tengo una negociación de ventas → ¡Todo saldrá bien! → de acuerdo a mi conversación preliminar estoy seguro que mi producto lo requieren con urgencia.

Ejemplo 3: Visito una conferencia → “voy a realizar buenos contactos” → gracias a la lista de asistentes, así como por mis cualidades de entablar rápido contacto, será así.


Probablemente determinará, que su interpretación de indicadores depende fuertemente de la valoración de su experiencia Mientras menos valores de experiencia existan, tanto mejores deben ser las informaciones a recabar, para que a pesar de ello pueda obtener un resultado utilizable. 

 

Estos son sólo impulsos…, todo lo demás depende de Usted…

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s